domingo, 16 de enero de 2011

MARRUECOS EN MOUNTAIN BIKE.AMACHIMBRAS EN MARRUECOS.


MARRUECOS EN MOUNTAIN BIKE . AMACHIMBRAS EN MARRUECOS.

La ruta tiene unos 400 km. y recorre de Norte a Sur las zonas de montaña más espectaculares de Marruecos, pasando por el Atlas, el Todra, el Sagro, las hamadas del Zagora y llegando hasta el Sahara. Una ruta impresionante no solo por sus paisajes si no también por que algunas de las zonas por las que pasamos son aún muy poco frecuentadas por el turismo, por lo que la cultura y forma de vida de la población local es mucho más auténtica que en otras zonas de Marruecos.


Mapa  y perfil de la ruta


 
Visitando Marraquesh

Llegamos a Marraquesh, pasaremos día y medio aquí antes de comenzar la ruta en bici. Ya desde la salida del aeropuerto lo primero que nos llama la atención es el tráfico y la forma de conducir, se mezclan los coches, con las motos, las bicis y los burros, van tres o cuatro en una moto, con un montón de bultos; las bicis, cargadas de mercancía, adelantan a los coches; no hay casi semáforos, ni pasos de cebras, no están señalizados los cruces, pero sorprendentemente, no vimos ningún accidente.














Visitamos Marrakech; la plaza de Yamaa el Fna y sus alrededores, el Zoco; es un laberinto, muy fácil desorientarse, sobre todo yo. Hay cientos de puestos, donde se vende de todo lo que puedas imaginar, gente deambulando de un lado a otro, los comerciantes te persiguen, es una locura y como no, pusimos en práctica nuestro arte español del regateo e hicimos unas compras.











Conocimos a Josef, un chico que nos llevo a visitar el Palacio de la Bahía, pasamos el resto del día con él, que nos contó su vida, la vida de un emigrante que como tantos otros viajó a España en una patera, para probar suerte, y volvió a su Marruecos natal, dejando en España mujer e hijo, hijo que sólo Dios sabe si volverá a ver.







Cenamos en chiringo de la plaza, no muy recomendable, vemos como guardan la comida que retiran de las mesas, además estas cenando y hay niños y sus madres que se nos acercan pidiendo comida y monedas, la cena no resultó muy agradable…

Hemos visto muy pocas mujeres, algunas con la cara cubierta.

Nos alojamos en el Hotel Agdal.



COMIENZA LA AVENTURA……

Primera Etapa Marrakesh-Imilchil. 50km

Después de 290km en coche, 6 horas, llegamos al Alto Atlas y empezamos a pedalear. Cómo cambia el paisaje¡, vamos llegando a las montañas, pasamos del calor al frío, y coronamos nuestra primera cumbre, 2.300m. Todo ha sido asfalto, bueno, asfalto Marroquí, que es como un camino de concentración en España, estaba muy estropeado por las lluvias. Hemos visto muchos niños, que salían a nuestro paso; son más inocentes que en Marraquesh, que a la mínima te tocaban el culo.








Antes de llegar al pueblo pasamos por el lago Tislite

.

 
Dormiremos en Imilchil, en el hotel IZLANE, "un lujo", nos daremos un baño en un "auténtico" baño turco o hamam, es un baño donde se asea la gente del pueblo, porque en sus casas no tienen este servicio, ni luz, ni agua corriente. Es como una especie de sauna, donde calientan el agua con carbón, la gente lo coge en cubos y se lo echa por el cuerpo.. Será una experiencia irrepetible, había algún hombre del pueblo que alucinaba con tres chicas en bañador, por supuesto pedimos permiso para poder entrar, porque no se pueden mezclar hombres y mujeres....

Curioso el pueblo de Imilchil, con dos peñas del Barsa, en Marruecos todo el mundo es del Barsa, los niños llevan camisetas del Barsa.

 
Segunda Etapa Imilchil-Tamtatoucht 89 km

 Al salir de Imilchil se nos acercan los niños del pueblo, hay montones de ellos, por todas partes, unos mas inocentes que otros. Hemos hecho muchas de fotos a los niños, siempre a cambio de algo, salen de todas partes, hoy ha habido un momento en que no podía controlarles, se acercaron a mi para que les diera chuches, globos, bolígrafos, no paraban de llegar niños y niños, no veía la forma de salir. Algunos van descalzos, las niñas de 7 u 8 años ya cargan con bebes a la espalda, se encargan de sus hermanos pequeños, mientras sus madres trabajan en el campo. Y sus padres, algunos, van a trabajar a la ciudad, otros llevan una vida muy contemplativa.. vamos aquí no   saben lo que es el estrés
  









. Seguimos por el Atlas. Subimos hasta 2.700m, hacía muchísimo viento, casi todo era pista. Los paisajes son preciosos, son montañosos, pero desérticos, hemos pasado por pueblecitos, muy rurales y atrasados. Aran la tierra con burros y mulos. Se ve a las mujeres lavando en el rió y cargadas con fardos de hierba y paja. No se ven muchos hombres en el campo.



Hoy pasaremos por Tisilla y Agoudal, aquí veremos a las niñas Bereber especialmente bellas, son pelirrojas con la tez y los ojos claros. Hemos comido en un sitio que se llamaba “carrefour”.



En Tamtatoucht nos alojamos en un albergue, Baddou, es muy peculiar, con su Jaima, los baños son turcos y la puerta se cierra con una piedra atada a una cuerda que hace las funciones de polea, es todo humilde, pero aquí al menos tenemos luz y agua caliente, muchas casas del pueblo, casi todas de adobe, no lo tienen .


Esta noche tuvimos una fiesta Bereber, con bongos, panderetas, guitarras y otros instrumentos típicos, cantando, pero sin alcohol, aquí esta prohibido el alcohol, solo los turistas beben cervezas, pero es difícil encontrarlas...





Tercera Etapa Tamtatoucht-Tinerhir 36 km



Desde Tineghir hay una distancia de unos 20 kilómetros que transcurren por el Valle Todra, es un área que está decorado con pequeñas líneas de palmeras y de olivos.




La gran Garganta del Todra, son paredes cortadas de color rosado, es increíblemente grande, con una altitud de unos 300 m metros.. y como no, hoy aprovechamos a bañarnos en sus aguas.





Estas son las únicas tres chicas de la ruta, Cris, Sonia y Ana



















Tinerhir, es un pueblo grande con casas de adobe, donde aprovechamos para hacer unas compras. Visitamos una casa típica donde vemos cómo se hacen las alfombras que intentan vendernos, pero con poco éxito


 


Hoy hemos visto nómadas alojados en Jaimas, los niños más pequeños se asustaban al vernos con nuestras bicis, no están acostumbrados a ver gente, y parecían no saber lo que era un peine o un espejo. Les intentabas dar unos caramelos y se iban corriendo.
Aquí la gente es muy humilde, no tiene grandes riquezas, normalmente solo pequeñas tierras y huertas, que cultivan, tampoco parece que les guste mucho trabajar, se les ve sentados en la orilla de algún camino o de la carretera. Quizá así, aunque tienen poca riqueza, son más felices que nosotros teniéndolo todo.

Por lo general son muy tranquilos, no se estresan como nosotros, y si viene algún europeo a meterles prisa dicen “prisas matan, amigo”.



Tallín, comida típica marroquí


Cuarta Etapa Tinerhir- Nekob 113 km
Etapa la de hoy muy larga y dura. Subimos durante un buen rato hasta llegar a 2.300 m, allí conocemos a un biker bereber, que le ha arreglado la bici a Jose, era un guía que organizaba rutas de montaña.


 Después bajamos durante 15km la que será la peor bajada de toda la ruta, llena de piedras y muy rota, aquí me arrepentí de haber dejado mi bici doble en casa.



  El paisaje es precioso, unos cañones impresionantes, con una profundidad de vértigo, solo le falta el río, que seguramente se habría secado años atrás




.


   Hemos comido en un sitio muy humilde, en el suelo de una casa de adobe, muy curioso el lugar, desde donde se veían lo que llaman “las puertas de Alá”, donde se rodó la película de Babel




  
 Nos alojamos en el Hotel Club Lousier Culture y dormimos en jaimas.       Y para amenizar la velada tuvimos un monólogo de nuestro compañero “el maño”.

  
Quinta Etapa Nekob - Zagora 100km( Montaña del Sagro)

Como no hoy hemos comenzado subiendo un puerto. Hay montones de niños en los pueblos, cada vez con tez mas oscura, pero pocas niñas, es increíble los niños que hay, en los pueblos, resulta difícil quedarse un rato sin tenerles encima.
 


Tony consiguio poner a todos los niños en fila para repartirles unas chuches.








Nos acercamos al desierto y se nota, el paisaje, el calor es insoportable, a pesar de ser octubre. Atravesamos un palmeral para llegar a Zagora, el agua de los botes esta casi hirviendo. Nos damos un buen baño en la piscina del hotel

Zagora es otra ciudad que aparenta lo más calido de Marruecos, es la ciudad más grande de la región. La zona es hermosa, se puede ver detrás de la ciudad un fondo montañoso espectacular. Aquí compramos los típicos turbantes color azul, a los tuareg les llaman “los hombres azules del desierto” porque llevan estos turbantes azules.


 

Sexta Etapa Zagora- Sahara 25 km

A partir de Zagora se entra en el verdadero desierto de Sahara. Último día, madrugaremos para ver amanecer en las dunas de Tinfou, impresionante paiseje. Tienen fama de ser el primer lugar que los visitantes que van avanzando por el Valle del Draa, ven que tiene unas hermosas dunas de arena, y es que a medida que vas recorriendo todo este camino ves como el paisaje que estabas viendo de piedras y tierra se abre para darle espacio a uno mucho más suave e impresionare que es el desierto y sus misterios.








 Y aquí termina nuestra aventura en Marruecos, nos volvemos a casa con muchos recuerdos en la Maleta, Nos hemos juntado un grupo de 22 y hemos hecho grandes amistades, con quienes esperamos coincidir en próximas aventuras, bien a lomos de nuestra bici, o tomando una cervecita.

Gracias a todos por compartir esta experiencia con nosotros. Gracias a Aitor, Yon y Juanje de Bilbao; José de Zaragoza ( el maño de los chistes y los monólogos); Tony de Barcelona; Jordi de Andorra; los cuatro Murcianos : Fran, Tony, Andrés y Paco; Alberto de Torrelavega ( el guía), Jose de Lanzarote; Rafa y Alfonso: los sicólogos de Córdoba; Jorge de Tenerife; y los de Burgos:, Ana Olga, Pedro, Jose y yo (Sonia)... y a Juan, el jefe, bautizado desde este viaje como " El Coronel Tapioca".

Y una frase más para el recuerdo: "Tú tienes el reloj, yo tengo el tiempo"





FIN
Por Sonia Pascual

13 comentarios:

  1. ¡Fantástica crónica! Si me lo permites, la cuelgo íntegra en mi blog.

    Pd.: Soy "Jorge, de Tenerife" ;)

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Sonia, me ha encantado, qué recuerdos. Felicidades por las fotos, fue un viaje alucinante y un placer poder compartilo con vosotros.
    José Antonio, El Maño

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Que envidia ( sana ) Sonia, y ya era hora, despues de un año....jajaja. Asi que decias que me ibas a pegar una paliza cuando salgamos en bici, no me extraña, yo me he hecho a la vida sedentaria con respecto a la bici y tu....ejem...ejem...pero la forma no se pierde, ajjaja

    JAVI TOME

    ResponderEliminar
  5. Anónimo17/1/11 0:56

    OLE, OLE, SONIA, muy bueno, me ha gustado muchísimo. Si no te importa lo guardaré como oro en paño para enseñárselo a mis nietos (si les tengo, porque a este paso…)

    Saludos y Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Menuda aventura, y menudo cronicón que te has cascado Sonia! Gracias y felicidades por este reportaje tan guapo. La crónica soberbia, y la cascada de fotos ¡una pasada de guapa!. Por cierto, no sabía que en el río Todra tiene truchas y barbos amachimbras.
    Aunque sean escasos, el blog gana muchos enteros con estos artículos., desde aquí animo a todos a que nos mandéis crónicas como esta (estamos esperando “como agua en Mayo” la del Tanque en los puertos míticos del Tour)
    Oscar amachimbra

    ResponderEliminar
  7. Maria AMACHIMBRA17/1/11 2:41

    super chuloooo! nosotros lo hicimos el año anterior, y de verdad, que es super recomendable. la bici se disfruta a tope y el pais nunca deja de sosprender. la llegada a las dunas, el último dia, es muy emocionante por todo lo que hemos andado y te sientes afortunado de haber hecho un viaje tan guapo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo17/1/11 3:32

    buenas Sonia,

    se sale la crónica que has hecho, muy buena de verdad, dan ganas de volver.
    juanje

    ResponderEliminar
  9. Anónimo17/1/11 7:45

    Una pasada, sois unos campeones.


    Alberto

    ResponderEliminar
  10. Anónimo17/1/11 8:51

    muy bonico Sonia... un abrazo desde murcia a tod@s... Paco(murcia)

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Sonia por recordarme esa experiencia vivida.La verdad que mereció la pena.
    Besos

    Jon Plaza

    ResponderEliminar
  12. Anónimo18/1/11 0:19

    MUCHAS GRACIAS Sonia me ha encantado. me has hecho pasar un buen rato con la lectura del reportaje.
    No dejes de enviarme cosas como estas porfavor.

    ResponderEliminar
  13. ME HA GUSTADO MUCHO Y GRACIAS POR TODO DE LO QUE HAS CONTADO
    PARA TODO EL MUNDO.

    DIEGO PASCUAL

    ResponderEliminar